Inicio » Peregrinación » Acogida de peregrinos

“Sed todos bienvenidos los que os habéis acercado desde los más diversos lugares hasta esta Catedral de El Salvador de Oviedo, meta de peregrinos.”

Es casa de Dios

El Señor está aquí y os tiende sus brazos para acogeros, para escucharos, para hablar con vosotros. Por eso, los que iniciáis el Camino de Santiago en esta Catedral siguiendo las huellas del primer peregrino que fue el rey Alfonso II, o en ella la concluís haciendo realidad el dicho popular que afirma “Quien va Santiago y no al Salvador, visita al criado y olvida al Señor” os invitamos a que recéis ante esta imagen de El Salvador la siguiente oración:

Señor Jesús, Salvador nuestro

Señor Jesús, Salvador nuestro
Camino, Verdad y Vida.
Muestra tu rostro
a quienes deseamos contemplar la Gloria
que te corresponde como Hijo del Dios vivo.
Peregrinos por los caminos de la vida
sé nuestro compañero y explícanos las Escrituras,
para que sean siempre la fuente de nuestro consuelo.
Haz que te reconozcamos en la «fracción del Pan»
y que en ella encontremosla fuerza que necesitamos
para vivir en el amor fraterno;
envueltos en tu luz seremos testigos del Evangelio.

Amén.

Imagen de El Salvador de la Catedral de Oviedo