Archivo Catedralicio – Historia

Constituye el Archivo Capitular el repositorio o depósito de la Memoria viva de la Catedral de Oviedo.
La Iglesia, desde los primeros siglos, dejó constancia de su implantación y desarrollo a través de documentos, que fueron trasmitiendo el testimonio de su actuar en la Historia. Así fue cómo nacieron los Archivos Eclesiásticos.
La historia del Archivo es tan antigua, como los comienzos del complejo denominado Catedral, ya que el documento más antiguo, que se posee, data del año 803 (Donación de Fakilo).

Aparte de las vicisitudes históricas comunes, sufrió numerosas pérdidas y expolios a lo largo de la Historia, pudiendo resaltarse los acontecimientos de la invasión francesa de 1808, además de las pérdidas durante la Primera República (1869) y especialmente durante la Guerra Civil (1936-1937), perdiéndose con ello la antigua clasificación del Archivo registrada en el Libro Maestro, en el Armario de Arcedianatos o “Armario Chico”, hecho en 1729 y en el Armario Grande, de acuerdo con las indicaciones adheridas a las gavetas.
Otras vicisitudes del Archivo aparecen reflejadas en el libro del que fue Archivero Capitular D. Raúl Arias del Valle, El papel manuscrito del Archivo Capitular de Oviedo (Inventario-Índice) (Oviedo 1993) de donde entresacamos algunos rasgos que ayudan a perfilar la Historia del Archivo:

“…se habían oscurecido y faltado algunos papeles, por eso que se ganen censuras generales para que los que los tuvieren, los restituyan y los en quien pararen los originales, den razón de la fecha, su contenido y archivo en donde paran, para ocurrir a sacar los que faltaren y se juzgaren necesarios”

El 3 de septiembre de 1715, se acordó que el nombramiento de Archivista se hiciese por tarjetas y con salario de 6000 maravedises.

“…se acordó que el Administrador de Fábrica, repare el Archivo Alto, para que los papeles estén con más custodia y se halle más abrigado para conseguir en componer los papeles de él”. (El Archivo Alto es el local comunicado con la Sala Capitular, desde donde se accedía al mismo)

En acuerdo del 6 de octubre de 1725, se expresa lo que sigue respecto al Libro Maestro, cuya copia en tres volúmenes se conserva actualmente en el Archivo:

“…se votó y acordó que se den 10 doblones a cada uno de los Archivistas y que se haga un Libro Maestro y convinieron en que lo harían, dándoles amanuense pagado, por ser necesarias tres personas, una para escribir, otra para dictar y otra para sacar y volver los instrumentos a su lugar, dándoles hecho en blanco de buen papel de marquilla dicho libro”
En el año 1791, el Archivo de la Catedral se traslada al antiguo Gymnasium con acceso desde el Claustro Gótico, hallándose en unos papeles de la Contaduría-Archivo, el siguiente párrafo:

“…por cuanto se miró como pieza a propósito para esta contaduría y Archivo el antiguo Gimnasio y se hallan ya colocados en él los cajones y estantes con los papeles e imstrumentos que obraban el el Archivo antiguo, nada se innova en el particular”

En el año 1860 se encomienda a los Contadores-Archiveros D. Juan de la Cruz Ceruelo de Velasco y D. Pedro Fernández Caneja que confeccionen el interesantísimo “Índice de la Librería Gótica de la Santa Iglesia de Oviedo” Iniciándolo con la cita de San Juan (6-10) que ofrece el siguiente texto: “Colligite fragmenta ne pereant” (Recoged los fragmentos para que no perezcan).

El 26 de enero de 1869 se produjo la incautación del Archivo, que queda reflejada en las Actas Capitulares en los siguientes términos:

“…incautación revolucionaria de todos los libros del Archivo por el Gobernador Civil”

En 1929, D. Claudio Sánchez Albornoz, refiriéndose al Archivo Capitular de Oviedo expresa lo siguiente:
“… el celoso guardián del Tesoro Catedralicio de Oviedo, Sandoval, se rindió una vez más a nuestro asalto. Gracias a su amabilísima condescendencia a la iniciativa del Obispo de la Diócesis (D. Juan Bautista Luis Pérez) y a los trabajos del mismo Sandoval y de García Villada y de Sierra Corella, hoy pueden consultarse los ordenados fondos del Archivo del Cabildo Ovetense”.

Los Canónigos Capitulares de Oviedo han tenido, a lo largo de la Historia, continuada preocupación por la salvaguarda de los “Libros y Papeles” que constituyen el rico Archivo Capitular de Oviedo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR